Manuel Castells: Comunicación, poder y democracia

Manuel Castells: Comunicación, poder y democracia

Reflexiones ante manifestantes acampados en la Plaza Cataluña. Viernes 27 de mayo, 2011 (antes de que fueran desalojados con violencia por la policía).

Transcripción para el Observatorio de Medios de la Universidad Iberoamericana realizada por Cándida López Villalobos. Edición: Regina Santiago Núñez.

(Sigue este link para consultar los videos)

 

Mi nombre es Manuel Castells. Soy profesor investigador de la Universidad Oberta de Cataluña, y estoy aquí para hablar con vosotros del tema “Comunicación, Poder y Democracia”, porque una persona que está acampada… que no la conocía, ahora ya la conozco, Tabaré Nayem Bolivera, me dijo que si me interesaba, que si quería aceptar parlar aquí de algunas de las ideas que yo he ido trabajando y desarrollando durante muchos años, precisamente sobre este tema, a partir de un libro que publiqué hace poco: “Comunicación y Poder”.

Yo le dije que encantado, porque… entre otras cosas… sí… cualquier debate y cualquier idea pueden contribuir a desarrollar una reflexión colectiva sobre estos temas que me parecen centrales. Por eso me parecía importante contribuir en lo que pudiera, para un movimiento, para una acción o práctica colectiva que está ocurriendo aquí en Barcelona, en Cataluña, en España, y en el mundo.

En este momento… ayer ya se contaban 706 acampadas en el conjunto del mundo…

(Lo interrumpen con aplausos)

 

… y siguen surgiendo cada minuto porque es como el agua: Cuando hay agua que corre, pasa… pasa por cualquier lugar… Pasa a través de los obstáculos si hay algo que surge de la necesidad de las personas, en todas las sociedades.

Y cuando algo empieza en alguna parte, lo mismo que ocurrió con las revoluciones árabes, hay inmediatamente una idea de que <Si aquellos pueden, yo también>. ¡Y a lo mejor!

Por eso es interesante que una de las webs más informativas en este momento se llama ´Yes We Camp´, que reproduce lo que Obama hizo en su campaña en Estados Unidos, que vino a hacer lo imposible, aunque ahora las cosas están más complicadas.

Lo importante es que hay muchas personas en el mundo que no aceptan la fatalidad de la crisis y que piensan que pueden hacer algo… No saben todavía muy bien qué… pero que pueden hacer algo para salir de la miseria política predominante y recuperar el papel protagonista que las personas siempre han tenido y deben tener.

Pero yo no estoy aquí para hacer un discurso político, sino para aportar lo que de reflexión, análisis, investigación empírica, he podido realizar durante bastantes años, sobre estos temas.

Relación entre comunicación y poder

Para ello empezaré primero por plantear cuál es la relación entre comunicación y poder. Trataré después de ver cuál es la crisis de la democracia que vivimos y cuáles son las vías concretas que se están planteando para construcción de esa democracia.

El poder, las relaciones de poder son esenciales, en toda sociedad y a través de la historia, porque son de hecho las relaciones fundacionales de las sociedades; porque quien tiene poder… quienes tienen poder, construyen las instituciones en función de sus intereses y valores. Y las instituciones que vivimos cada día son simplemente expresiones de esas relaciones de poder.

Pero, ¿cómo se forma el poder? El poder fundamentalmente está en nuestras mentes; el poder no está fuera de nosotros, está en nosotros. Claro que fuera también hay la violencia y la intimidación, por si acaso se nos ocurre pensar diferente.

Pero, en el fondo, un poder que sólo se basa en la violencia… la historia demuestra que es débil. Claro que para superarlo hay que pasar por mucho sufrimiento, pero en último término, la manipulación de las mentes es mucho más eficaz que la tortura de los cuerpos.

Por eso la batalla del poder está en nuestras mentes, en la forma en que pensamos. La forma en que pensamos determina lo que hacemos… y las mentes son redes… son redes neuronales que forman sus pensamientos, su visión del mundo, su concepción, en relación con otras personas, con otras mentes, con otras redes neuronales y en relación con las redes de nuestro entorno social y natural.

Y todo esto es el proceso de comunicación. La comunicación es simplemente la conexión entre redes, entre distintas redes neuronales, y por tanto, el entorno comunicativo, lo que pasa en el entorno de comunicación es elemento fundamental a través del cual nuestras mentes funcionan y por tanto a través del cual se forman las relaciones de poder.

Afortunadamente en la sociedad, siempre, no sólo hay poder, sino contra-poder. Porque si hay una ley que podemos definir como ley social general, la primera ley social es que “allá donde hay dominación, hay resistencia a la dominación”. Y por consiguiente, a lo largo del tiempo, y también aquí hoy, lo que resulta ser normal, institucional, establecido, reglado, son simplemente los resultados de los compromisos de lucha y negociación que se dan entre distintos intereses y valores en la sociedad. Quien va ganando, va aumentado su poder en las instituciones, quienes van contestando esos poderes, esas ideas… Quienes van aportando ideas nuevas, si tienen el poder suficiente van cambiando las instituciones.

Y esa es la historia continuamente. El que va y viene entre lo viejo y lo nuevo, el que va y viene entre los intereses que ya están cristalizados, burocratizados, en las instituciones y los intereses de las personas… los valores de las personas, que quieren aportar una nueva forma de ser, una nueva forma de vida. Por consiguiente, el control de la comunicación y de la información siempre ha sido la forma fundamental de ejercicio del poder.

El control de la política mediática

El control de los gobiernos, el control de las grandes empresas mediáticas. Esa es la forma esencial. Y por eso la política hoy día es fundamentalmente una política mediática. Lo que no existe en los medios no llega a los ciudadanos y como no llega a los ciudadanos no existe. Por tanto, más importante…

(Alguien lo interpela, pero no se escucha qué es lo que le dicen desde el público).

De acuerdo, vamos a discutir todo, esto y todo lo demás. Todo… de acuerdo… de acuerdo. Por eso estoy aquí, para discutir, no para dar mi discurso…

(Una persona más del público habla).

Vamos a discutir. Por cierto, sí… no lo dijeron antes. Vamos a discutir. Cuando acabe de hablar discutimos, hasta que quieran, sin problema.

(Otra persona le dice algo que no se alcanza a escuchar)

Al contrario, eso es lo que me gusta porque yo aprendo.

(Habla otra persona)

De acuerdo. Entonces, la política es fundamentalmente mediática, bueno, en mi opinión. Porque lo más importante de la política mediática no es tanto lo que se dice en los medios, sino lo que no se dice en los medios. La ausencia de los mensajes, la ausencia de las alternativas, la ausencia de otras opiniones.

Ahora bien. En la medida en la que hay un cambio en el entorno de la comunicación… hay un cambio organizativo, hay un cambio tecnológico, cambian los procesos de comunicación, y por consiguiente cambian también las relaciones de poder.

De la comunicación de masas a la auto-comunicación de masas

¿Cuál es el cambio fundamental que hemos observado en los últimos años? Es el paso de un sistema dominado totalmente por la comunicación de masas, centrado en los medios de comunicación de masas, a un sistema, cada vez más, de lo que yo llamó un sistema de auto-comunicación de masas, a través de internet y de las redes móviles.

Por auto comunicación de masas me parece que podemos entender la capacidad de cada persona de emitir sus mensajes, seleccionar los mensajes que quiere recibir, organizar sus propias redes, ponerse de acuerdo con otras personas en redes en internet, en que los contenidos, las formas, los participantes de esas redes son decididos autónomamente. Claro que esto es un entorno dominado por las empresas de telecomunicación, las empresas de internet, naturalmente. Pero, aún en ese espacio, hay posibilidades infinitamente mayores de las que había en los medios tradicionales de comunicación de masas, para organizar redes horizontales de comunicación interactivas, que llegan a la sociedad a través de personas, intereses, valores, grupos sociales, que no se están representando en los sistemas corporativos de poder. Y por consiguiente se ha ampliado extraordinariamente el espacio de la comunicación conflictiva y por tanto el espacio de la capacidad de auto organización de las personas en la sociedad.

Cómo aprovechan los movimientos sociales la autonomía comunicativa

Durante años, mi observación de los movimientos sociales muestra que han aprovechado esta autonomía comunicativa creciente para organizarse y ampliar la movilización inventando nuevos cauces participativos, sin pasar por los cauces que están ya atados… y bien atados, en los que las personas son consumidores pasivos de información.

Desde marzo del 2004 en España, en donde un movimiento espontáneo a través de Móvil-izaciones, provocado por las mentiras del gobierno del PP, en ese momento, cambio el sentido del voto… Bueno, luego pasó lo que pasó… pero de momento, los que habían mentido salieron por mentirosos.

Desde ese momento, hasta todo lo que ha pasado en los últimos años y las Wiki revoluciones árabes… toda esa experiencia muestra que el proceso cambia a partir del momento en que se produce (enfatiza) ¡una llamarada de indignación por algún acto que ya no se puede soportar! Y de esa indignación, sube a la red, se organiza un debate y a partir de ahí salen iniciativas. De la red, del ciberespacio se pasa al espacio urbano y a partir de ahí se organiza la interacción entre el espacio en la calle y en la plaza, el espacio urbano y el espacio de la red, de la red virtual que organiza, moviliza y genera una dinámica que cambia instantáneamente las relaciones de poder en las sociedades y empieza a influir sobre lo más importante, sobre las mentes de las personas. De repente las personas se dan cuenta que no están solas, que lo que ellos sienten, lo que ellos piensan, otras personas lo sienten y lo piensan también. Y cuando la gente no está sola se siente más fuerte, porque todo el conjunto del sistema pasivo de comunicación y el sistema pasivo de democracia consiste en aislar a las personas, aislar a los ciudadanos y agregarlos en función de los que controlan los sistemas de poder en las instituciones.

Esa separación y agregación según lo que ya está establecido hace que sólo se pueda pensar a través de los cauces, a través de los sistemas que están predeterminados por los intereses que dominan en las instituciones.

El poder de no estar ni sentirse solo

A partir del momento en que surge una dinámica espontánea de organización en red, en la red de internet y en red de las calles, y la red interpersonal, a partir de ahí cambia la dinámica. A partir de ahí, cuando las personas ya no están solas, cuando las personas saben que están juntas, se produce el cambio mental más fundamental de todos: Se pierde el miedo. Se pierde el miedo a decir y a hacer. Porque el miedo es la emoción, según nos dice la neuro ciencia, el miedo es la emoción primordial del ser humano. El miedo es lo más importante que tenemos todos. ¿Por qué? Porque todos somos descendientes de cobardes. Porque los que eran valientes y no corrieron suficiente se los comieron las fieras.

Por tanto, toda la sociedad está basada sobre la capacidad de instigar el miedo que todos llevamos dentro y la capacidad de las personas de superar ese miedo. Y esa superación sólo se hace con otros, no se hace nunca individualmente, se hace con otros. Y en la superación del miedo, entonces, a través de esa reunión de proyectos individuales que se transforman en colectivos, sin dejar de ser individuales, a partir de ahí se empiezan a plantear críticas, alternativas y debates sobre qué otras formas de vida todavía son posibles.

Propuestas para salir de la crisis de la democracia actual

Esto permite plantearse las salidas de la crisis de la democracia actual. Estamos viviendo en todo el mundo, y también en Cataluña, y también en España, una crisis muy seria, muy profunda de la democracia. La democracia representativa, recordemos, fue una gran conquista histórica de los pueblos, que costó mucho sangre, sudor y lágrimas; (una conquista) contra las autocracias que dominaron y que aún dominan gran parte del mundo.

En España, en Cataluña, tuvimos que luchar… mi generación y muchas otras generaciones, contra la sangrienta Dictadura Franquista, pero… y salimos de ella…  Por tanto, la democracia representativa fue una conquista… Nadie nos ayudó a conquistarla. ¿Pero qué ocurre en nuestro país, como (está ocurriendo) en otros? A partir del momento en que ya se constituyen instituciones democráticas, inmediatamente se constituyen partidos políticos que tratan de definir las reglas de participación política en función de su interés y de los intereses que representan, pero sobre todo de sus intereses como políticos.

(Partidos que definen esas reglas) para que cualquier interés que se quiera representar pase por el sistema de partidos… Y a partir de ese momento se cierran otras vías de representatividad y se aseguran por ley electoral que sólo los partidos y sólo los partidos mayoritarios puedan gobernar, con lo cual la democracia representativa se achica. La distancia con los ciudadanos se acrecienta y a partir de ahí la clase política se organiza como clase propia, como trabajo profesional, a partir del cual…sean buenos o sean malos, sean de una ideología o de otra, sean limpios o corruptos, pero coinciden en una cosa: <La política soy yo; la política es el partido y el partido soy yo>. Y cualquier otro tipo de intervención política tiene que pasar por ese cauce estructurado de los partidos.

Hay que pedir cuentas sobre la crisis económica

De ahí ocurre que cuando hay corrupción hay impunidad. Cuando hay errores graves, por ejemplo, de las políticas sobre las crisis económicas, hay una falta de responsabilidad por parte de quien comete esos errores y (quienes) pagan las consecuencias (son) los ciudadanos. Excepto, claro… cuando llega un momento de elecciones, afortunadamente, y en ese momento pagan… Pero pagan para pasar de un menú a otro. Pagan… que en lugar de votar a A, se puede votar a B, que hizo lo mismo antes, con los mismos errores y con las mismas consecuencias. Con lo cual las opciones están limitadas a dos menús de la misma mala cocina.

Sobre el desprestigio de la clase política

Porque las leyes electorales están construidas para que los partidos mayoritarios sigan siendo mayoritarios. A menos que empiece a haber terremotos electorales, que se producen, que no es imposible, pero que son la consecuencia de cambios sociales en profundidad, que no se producen sin esos cambios sociales.

En el mundo, según las encuestas de las que se dispone, más de dos terceras partes de los ciudadanos piensan que no están gobernados democráticamente. Y esto es cierto también en Cataluña, en España, y en Europa.

Esto es importante. Es decir, el otro dato… la gente dice <Estamos por la democracia, pero esto no es democrático>. Esto lo dice un ciudadano normal… el ciudadano normal, no cuatro contra-culturales anti-sistema; lo dice el ciudadano normal.

Ahora bien, incluso la clase política es el grupo profesional más desprestigiado de todos, en todas las encuestas internacionales sobre prestigio profesional. Y en cierto modo puede ser injusto, pero lo que sí les puedo decir es que todas las encuestas, cuando describes médicos, abogados, religiosos, policías, profesionales, el último grupo… el último grupo de valor-prestigio, es la clase política.

Incluso en Italia, en donde pusieron además los mafiosos y las prostitutas, salieron mejores que los políticos. Y la gente lo que decía es que ellos al menos dicen lo que hacen… los políticos no.

Insisto. Creo que es injusto, para la mayoría de los políticos… que son gente honesta, que trabaja, que intenta hacer su trabajo… pero, cuando hay un sentimiento tan generalizado en el mundo, algo habrán hecho como clase política en su conjunto, para que esto no sea excepcional, sino para que sea un sentimiento generalizado, empíricamente constatable por los estudios de sociología política que se han hecho.

Campañas negativas y descrédito de la política

Pues bien. Mientras que las cosas van más o menos la gente pasa… fundamentalmente pasa. Se despierta en el momento de las elecciones, ponen el despertador, y a partir de ahí se interesan por algo, se vuelven rápidamente al primer mitin político, y el último día votan en contra, no a favor. La inmensa mayoría de los estudios demuestra que el 75 por ciento de la gente vota en contra de alguien, más que a favor de alguien. Y las campañas son siempre campañas negativas porque los mercadólogos de la política electoral… que es una ciencia muy exacta en estos momentos, saben que un mensaje negativo impacta al cerebro cinco veces más intensamente que un mensaje positivo. Con lo cual todos atacan a todos. Y como todos atacan a todos, todos juntos se van para abajo en la opinión de la gente, pero siguen ganando votos porque la abstención no evita que gane el que más votos tenga.

Pues bien, lo que ocurre es que… cuando las cosas ya no van más o menos, sino que van mal y rematadamente mal, cuando hay crisis, entonces hay un despertar de interés por quién y cómo podría hacer las cosas de otra manera. Y ahí es cuando los ciudadanos dicen <Un momento. No me sirve esto, ni esto, ni esto>. (Y la respuesta es) <Pues es lo único que hay>. Y entonces ahí se crea una insatisfacción y ahí se rompe la confianza básica entre ciudadanos y sus teóricos representantes. Ese desfase entre lo que la gente piensa y (lo que piensan) los que los representan quiere decir que por un lado van los representantes de la democracia y por otro lado el sentimiento ciudadano de la democracia. Objetivamente…

La necesaria reconstrucción de la democracia

Por tanto, el corte que existe entre representantes y representados se va ampliando. Y eso da lugar a toda clase de reacciones posibles que pueden encarnar tanto proyectos positivos como negativos, proyectos desesperados.

Recordemos que según como se organice la insatisfacción popular a una situación de no representación real, pueden ocurrir movimientos demagógicos, movimientos extremistas, fascistas, racistas, xenófobos, que ya están ocurriendo en Cataluña, y que fue lo que ocurrió en la crisis de los años 30, donde no salió la revolución socialista, sino en nazismo y el fascismo.

Por consiguiente, es fundamental que otros movimientos colectivos con valores positivos, con valores humanos… con valores humanistas, ocupen el lugar, para ir llenando este vacío entre la política y la sociedad.

Por tanto, es necesaria, está en la calle, aquí y en el mundo, la idea de que es necesaria una reconstrucción de la democracia. No una destrucción, sino una reconstrucción de la democracia. Pero esa reconstrucción no la van a hacer, no la pueden hacer los que en este momento representan a la democracia, porque va contra sus intereses como grupo profesional, como grupo político.

Y si hay algún… muchos hay… bien intencionado que intenta cambiar las cosas, desde su partido lo cortan. Y entonces, por consiguiente, es el sistema en su conjunto, no las personas individuales, lo que está bloqueando la reconstrucción del sistema. Porque ese sistema tiene intereses poderosos entramados. Intereses propiamente de los que están en el poder político, intereses de los que están en la relación entre poder económico, poder cultural, poder tecnológico y poder político. Por tanto, si no hay una presión social… si no hay una presión social, no cambiarán. Sin presión social no cambiarán. Por votos… simplemente por presión en las elecciones… (La única oferta es) <¿No quieres “A”?-… -Te doy “B”-… -Y así te gusta más>.

El cambio social comienza por las mentes

No habrá cambio político si no hay cambio social. Y el cambio social se inicia por las mentes. Y lo que muchas personas están haciendo en este momento, aquí y en otros lugares… Cataluña… España… el mundo… lo que están haciendo, es cambiarse ellos… y los demás… cambiarse la forma de pensar y atreverse a pensar diferente juntos. Claro que también son necesarios…

(Aplausos)

Elementos básicos para la reconstrucción de la democracia

Claro que también es necesario que esa presión social se concrete en objetivos precisos, en objetivos concretos. Y quisiera hablar algo de eso… No para dar mí programa, porque no lo tengo… pero creo que nadie tiene su propio programa. Pero (sí quiero dar) elementos que me parece que son básicos para la reconstrucción de la democracia. Yo diría que hay 3 tipos de temas que deberíamos tratar y debatir aquí. Uno, es el tema de la democracia a través de la comunicación. Otro, que es, qué tipo de instituciones democráticas… qué tipo de reforma democrática (se necesita). Y un tercer lugar, ¿hay otras formas posibles de democracia?

Democracia a través de la comunicación

La comunicación es esencial, porque si es la base del poder y del contra poder, la democratización de la comunicación es el principio de la democratización de las instituciones y de la sociedad. Para ello habría que afirmar… y ahí sí creo que por lo menos es fácil ponerse de acuerdo, que la comunicación… la comunicación para toda la sociedad y no solamente para mis amigos, es un derecho fundamental. La comunicación libre, autónoma y para todo el mundo, es un derecho tan fundamental como la salud o la educación. El derecho a la comunicación. Y ese derecho a la comunicación hoy día se concreta en un derecho a la comunicación por internet y redes móviles, como derecho humano fundamental.

Claro, eso quiere decir en concreto… algo que está planteando mucha gente en el mundo: el acceso a internet como derecho fundamental. Un internet universal y subvencionado, como derecho fundamental.

(Aplausos)

Subvencionado hasta que sea gratuito… Depende.

(Sonríe)

¿Cómo se financia? Eso depende de las negociaciones, bajo presión popular, entre los reguladores de la comunicación y las empresas de telecomunicaciones. Y de hecho ha habido durante mucho tiempo subvención de las telecomunicaciones en la historia de la telefonía, y el acceso universal a la telefonía puede ser… y de hecho muchos países lo están haciendo… con derecho a internet.

También es esencial la multiplicación de puntos públicos de acceso a internet gratuito. En las wifis en el espacio urbano. En los centros sociales, en las escuelas, en las bibliotecas, en todas partes. Es decir, que internet sea siempre algo posible para todo el mundo.

La idea de que hay que alfabetizar a los mayores para que sepan internet… ¿pero, qué quiere decir saber internet?… ¿Darle a una tecla?… Lo que hay es que la gente utiliza internet cuando le sirve para algo y tienen que saber que les puede servir.

Ahora bien, yo también diría: ¡Cuidado! El acceso universal y gratuito a internet es un derecho fundamental, pero tampoco hay que obligar a la gente a que sólo comunique por internet. Por ejemplo, la idea de que sólo se vota por internet es un gravísimo atentado contra la democracia. La idea de que hay que tomar cita médica sólo por internet, tampoco. La gente tiene que tener opciones, pero la opción fundamental es acceder a un sistema de comunicación que nos permite a todos el llegar a todos. (Nos permite) a todos construir nuestras redes en función de nuestros proyectos, nuestros intereses y nuestros sueños.

Libertad de internet

Libertad de internet. No solamente acceso a internet, sino un internet libre. Eso quiere decir rechazo a la censura, rechazo a la invasión de la privacidad, que es la práctica constante. Y libre circulación de contenidos digitales, en que la gente produce sus contenidos, se apropia de los contenidos y vive en ese mundo de libertad digital.

Esto en España quiere decir abrogación de la Ley Sinde[1]

(Algunos aplausos y alguien grita –bravo-)

… y legislaciones similares. Y ello implica ir a la raíz de quién está detrás de la ley… que no es una pobre ministra que no tiene ni idea del tema… sino las empresas de contenidos culturales y los grupos de presión que actúan sobre la libertad en internet.

Las empresas quieren mantener… las empresas me preocupan menos… porque quieren mantener un modelo de negocio agotado, mientras les dure, pero ya saben que está agotado. Y en Estados Unidos ya empiezan a haber modelos alternativos que combinan una rentabilidad razonable con la idea de que vivimos en un mundo digital en el que 70 millones de personas en Estados Unidos, se bajan regularmente productos digitales, contenidos digitales, que teóricamente tendrían que pagar, pero que no ven ninguna razón para pagar, puesto que ya los han comprado una vez y no tienen que estar pagando toda la vida.

Pero lo más grave en España, lo más serio, es el poder de un gremio medieval, que es la SGAE (Sociedad General de Autores y Editores de España), que muchos… según muchos… se dedican a la extorsión legal limitando la producción y el uso cultural de internet, según sus intereses. Y hay campañas muy fuertes contra SGAE pero resiste. Sus beneficios siguen siendo exorbitantes, su control del poder sigue siendo exorbitante. ¿Pero de dónde viene ese poder de SGAE? ¿De dónde?… ¿De dónde un gremio así, mantiene ese nivel de poder que bloquea la transformación digital de todo un país?

Bueno, por un lado, hay toda una serie de mecanismos sobre los cuales tendría que tener más documentación concreta y fehaciente, para poder decirlos públicamente. Pero hay mecanismos de presión y de influencia que llegan hasta las raíces mismas del poder político.

Pero hay algo más.

Es el mecanismo que todo mundo conoce. SGAE tiene domesticados a toda una serie de artistas y creadores que trabajan para ellos, porque piensan que si no, no van a poder comer. Y entonces SGAE les entrega a los políticos de todo pelaje, de todas tendencias, les entrega estos paquetes de creadores para que les hagan las campañas políticas. Para que las canten, les bailen, les azucen, vayan a las fiestas, den besitos al futuro presidente o al presidente saliente. Eso es el poder de SGAE, porque la política hoy día es la política mediática y por tanto de celebridades. Y las celebridades, las que están en el bolsillo de SGAE, son muy importantes en las campañas políticas.

Bueno, pero ahí es donde la idea de poder y contrapoder aparece. Porque si SGAE tiene ese poder sólo lo tiene en la medida en que no haya un contrapoder que decida que aquellos artistas y creadores que estén en el bolsillo de SGAE y se presten a su manipulación, se les boicotea.

Y el día en que haya un concierto, el día en que haya un concierto en que los artistas de SGAE se encuentren que sólo van a ese concierto los militantes del partido que organiza el concierto, ese día se acaba el poder de SGAE.

Por consiguiente, la contraofensiva al poder de SGAE pasa por dar la batalla entre los creadores culturales –la mayor parte de buena fe- y algunos menos, pero que fundamentalmente se les tiene que dar una alternativa de que pueden tener seguidores, que pueden escucharlos, que pueden seguirlos, sin la necesidad de pasar por SGAE. Y que algunos de ellos entiendan que si siguen pasando por SGAE irán perdiendo cada vez más atracción entre las personas que siguen su creación.

(Aplausos)

Qué tipo de reforma democrática se necesita

También hay que iniciar la reconstrucción de procesos democráticos, de instituciones democráticas, de forma concreta. Aquí francamente, simplemente decir que si habéis leído los resultados de las primeras asambleas de la Acampada Sol, de la primera semana, que han sido difundidos ayer por la Acampada Sol, hay toda una serie de medidas muy concretas de reforma política institucional. En las instituciones, que yo simplemente lo suscribo, y como está en la red véanlos ahí para que no me vayas a tener que soportar.

Pero… simplemente subrayo algo de lo que se dice: La reforma a la Ley Electoral para que no se discrimine a las minorías políticas… Y la posibilidad, me parece interesante como idea, de contabilizar en representación los votos nulos y blancos. Porque hoy por hoy los votos blancos van a los partidos que los que votaron en blanco no querían votar. Ahora, ¿aquí cómo se representa un voto nulo y blanco en el Parlamento?… <La imaginación al poder>. Hay que ser creativo en esto. Uno de los temas de debate sería cómo hacemos… para que… a menos que alguno diga –Pues representantes con sábana blanca para que no se sepa ni quiénes son-… pero la idea de representar el voto nulo y blanco en el Parlamento creo que es una idea interesante. Entre otras cosas, por cierto, yo he sumado, en la elección municipal de Barcelona los votos nulos y blancos, y entre los dos suman casi 7 por cierto de los votos. No hablo de abstención, hablo de votos nulos y de votos blancos. Un voto activo… voto activo que son 7 por ciento.

La cuestión de las listas abiertas para votar personas y no sólo partidos… esto es básico.

Esto es uno de los escándalos mayores de la democracia. Que se vote un partido y se vote por orden y sin poder cambiarlo, a cualquier persona que haya puesto en cualquier orden la burocracia del partido en ese momento. Esto es simplemente un monopolio político que no se aceptaría en cualquier democracia de base. Pero que mientras nadie diga nada, mientras todos sigan igual, no va a cambiar porque ¿quiénes lo van a cambiar? (Hace una pausa). Los que tienen que cambiarlo son los que se benefician de ello, por tanto no cambiarán.

En términos de gobierno… además de todo lo que ya dije… la Acampada Sol, insisto, es un programa muy detallado y muy preciso. Yo insistiría en la transparencia informativa absoluta por internet. Todo lo que los ciudadanos tengan derecho legal a saber… que es muchísimo, tiene que estar en internet accesible… pero no en letra pequeñita de color gris y en mamotretos que nadie se puede leer, sino en un sistema dinámico. Lo mismo que hacen las publicidades comerciales… un sistema dinámico en el que la gente pueda entender cuál es esa información, para qué sirve, por qué le importa. Si en estos momentos alguien empieza a hacer eso yo creo que ahí habría la posibilidad de empezar a reconstruir alguna confianza en las instituciones democráticas.

También habría que aprovechar internet, las enormes posibilidades de internet, para procesos participativos y de consulta. En cantidad de problemas concretos particularmente a nivel municipal, se puede ampliar enormemente la democracia participativa, si la gente lo puede hacer en horas que no sean después del trabajo… La idea de ir a una comisión democrática municipal después de un día de trabajo, cansado, romperse la cabeza y que luego no le den la palabra… ¡No lo hace la gente!… Pero en cambio si se puede hacer por internet extendiendo, incluso con votos indicativos, esto podría ampliar bastante los cauces de la democracia.

Los representantes políticos tendrían que atreverse a tener blogs activos que supervisen personalmente… -Oh, es que es mucho trabajo-… -¡Oiga! ¿Y para qué le pagamos?-.

(Aplausos)

Insisto que en este ámbito las propuestas de la Campada son muy precisas y vale la pena mirarlas, reflexionarlas y debatirlas.

Otras formas posibles de democracia

Pero yo diría, hay algo más importante, que es la creación de nuevas formas de democracia mediante el proceso de debate en curso.

Lo más importante hoy día, en mi opinión, no es tanto lo que se propone sino cómo se propone. No es tanto lo que se hace, sino cómo se hace, porque ahí es donde está la semilla. La futura democracia no saldrá de un documento, por completo, bien analizado y bien pensado que esté. Saldrá de una práctica colectiva que vaya experimentando, porque todavía no sabemos… nuevos mecanismos de deliberación, representación y decisión. Y que vayamos aprendiendo en el camino. Eso es un método, me atrevería a decir político y científico. Sólo a través de la experimentación… ¿Si no de qué?… una cabeza brillante lo saca y pasamos de un sistema a otro sistema sin haberlo debatido ni saber cómo funciona.

De ahí la importancia de lo que se está haciendo aquí y en muchas otras acampadas. De la participación en comisiones, de la coordinación de comisiones, del poder de decisión en la asamblea y de que cada colectivo específico genere sus propias formas que en último término… en último término, siempre puedan ser controladas por las personas que participan. Es decir, lo que ya se está haciendo aquí… Pero esto no a nivel de aquí… no a nivel de las acampadas, a nivel de la sociedad. Aquí no os estoy diciendo nada nuevo, lo he aprendido de vosotros, no al revés.

(Aplausos)

De la democracia de los partidos a la democracia de las personas

Lo que ocurre es que esto es lo que habría que proponer a nivel más general. No es mi modelo, es vuestro modelo. Es decir, en último término, de la democracia de los partidos a la democracia de las personas. ¿Y cómo se come eso? Bueno, es esencial lo que ya estáis haciendo… que no haya líderes en el proceso. Que se roten las posiciones de influencia, que se mantenga la apertura total y la tolerancia total en el debate. El derecho a la estupidez es un derecho humano fundamental y hay que respetarlo.

(Aplausos)

Que no haya mecanismos formales de militancia, como no los hay aquí. Todo mundo anda diciendo, -¿Y cómo entro a esta comisión?-… No, no entras. Entras en un espacio donde resulta que hay una comisión. Que se confíe sobre todo en la capacidad colectiva por interacción, por estructura en red, de autocorregir los defectos. ¡Claro que hay problemas!… ¡Claro que hay defectos!… pero lo mismo que estáis corrigiendo cada día, cada minuto, en el conjunto de la sociedad. Esa tampoco es una utopía, porque vosotros no sois alienígenas. Si lo podéis hacer vosotros se puede hacer en la sociedad. Es un problema de simplemente que a la gente le entre la idea y que tenga espacios y formas en la red y fuera de la red para hacerlo.

Cierto que lo que estoy diciendo y que insisto, sale de vuestra práctica, puede ser una filosofía política determinada que algunos llamarían asamblearia. Pero yo no estoy proponiendo esto, no estoy proponiendo que se generalice esto en realidad… como modelo último… sino que por ahora, en una fase de experimentación esta forma de participación permite ir, ver, la emergencia de distintos modelos y juzgar distintos modelos en la práctica. O sea, no hay que decir <Ah… no, la asamblea siempre> Bueno… la asamblea a lo mejor sí, a lo mejor no… depende de lo que se vea en la práctica de la asamblea… Pero lo que sí es seguro es que la asamblea ahora permite que distintos modelos se puedan generar antes de decidir.

<Ah, y ya saltamos a una nueva democracia que llamamos asamblearia>. No. Es un proceso lento. Es un proceso lento… lento. Tranquilos, tranquilos… todos tenemos que estar muy tranquilos… Por aquello (apunta con el dedo al horizonte)… porque vamos despacio y porque vamos lejos. Exactamente por aquello.

Yo creo que hay que reivindicar el placer de la lentitud, el derecho a ir despacio. Estamos en una sociedad que nos ha enseñado a ir de prisa, de prisa. Como en Tiempos Modernos, de Charlotte. Estamos en una sociedad en que hay que hacerlo todo muy, muy de prisa, y volver a casa y desplomarse. Pues no. Vamos a hacer lo que nos gusta, por ejemplo, crear una nueva democracia. Vamos a hacerlo tranquilamente, que nadie nos corre prisa, que hay la historia por hacer. Entonces, no hay que correr, que corran los demás porque nosotros vamos sistemáticamente hacia adelante.

(Aplausos)

Y si no nos convertiremos como en el conejo en Alicia en el País de las Maravillas, con el reloj y corriendo todo el tiempo.

Epílogo: ¿Es posible la no –violencia?

Acabo porque ya es un rollo.

Mi larga experiencia ante movimientos sociales, empezando por el Mayo 68 parisino donde participé activamente, me dice que lo que estamos viviendo aquí en 706 acampadas alrededor del mundo tiene calado, tiene raíces. Y cualesquiera que sean sus formas y lo que pase, continuará y trataré de impulsar cambios en profundidad. Precisamente porque es un movimiento de personas no de organizaciones (pausa) y las personas ni se crean ni se destruyen, se trasforman.

Pero no será fácil, no será fácil, y cuando los poderes fácticos se den cuenta de que va en serio, porque por ahora no se lo creen, reaccionarán… Reaccionarán. Y probablemente violentamente porque hay demasiados intereses en juego… hay demasiados intereses en juego… por eso es esencial que este proceso lento y profundo de reconstrucción de la democracia viva bajo un principio fundamental…porque para mí sería un imperativo categórico que ya se expresa aquí, que ya está en la práctica aquí, que es la “no violencia”.

(Aplausos)

Es fundamental.

Lo que están demostrando las acampadas es que después de 11 días en toda España no hay ni un solo incidente violento. Y mientras no aparezca por aquí la policía no habrá.[2]

Por eso a la violencia probable del sistema habrá que oponer la “no violencia” de las personas. Habrá que oponer… pero para eso hace falta mucho coraje, mucho coraje. Porque responder a la violencia con la violencia es una reacción de miedo. Te atacan y te defiendes. Habrá que trabajar mucho con la gente que tiene tanto miedo, que no lo superan y que se hacen violentos. Habrá que estar con esa gente para que vayan a un nivel superior de valor que es el valor de superar el miedo a partir del miedo. A partir de la aceptación del miedo. A partir de la aceptación de nuestra realidad fundamental que es el miedo.

La única forma de superar el miedo es salir de la soledad. El miedo es una enfermedad de la soledad. La única solución es juntarse y juntarse con los demás. Y se supera el miedo. Sin violencia todo es posible… todo es posible.

Yo hablaba hace unos días con un buen amigo, que es un gran científico, Antonio Damacio, y le dije-¿Tú crees que de verdad si superamos el miedo las cosas cambien?… –Absolutamente-. Esa es la base de que la persona pueda empezar a ser persona. Pero para eso hay que empezar por reconocerlo. Por eso, si yo cediera por un instante, sólo por un instante a un slogan, yo diría que me slogan sería ´Miedosos de todo el mundo uniros los unos a los otros en la red, enredaos, porque sólo podéis perder vuestro miedo´.

(Aplausos)

Y si así lo hacemos… si así lo hacemos, tal vez de esta enredadera nazcan los frutos de una nueva democracia todavía por inventar.

Gracias por vuestra atención. [3]

(Aplausos)

***


[1] Sigue este link para saber más sobre la “Ley Sinde” http://alt1040.com/2011/01/que-es-la-ley-sinde

[2] Pocas horas después de la charla de Castells, el 27 de mayo de 2011, la policía desalojó la plaza Cataluña. Aquí nota de contexto de la Cadena Ser

http://www.cadenaser.com/espana/articulo/dura-carga-policial-desalo...

[3] Nota de contexto TeleCinco (España) sobre manifiesto de intelectuales a favor M 15 (incluido Manuel Castells)

http://www.telecinco.es/informativos/sociedad/noticia/16171906/

Nota de contexto de El País sobre agresión en el Parlamento y manifiesto a favor de

http://www.elpais.com/articulo/cataluna/15-M/Barcelona/condena/viol...

 

http://culturaelectoral.wordpress.com/2011/05/27/manuel-castells-co...

Exibições: 52

Comentar

Você precisa ser um membro de Portal Luis Nassif para adicionar comentários!

Entrar em Portal Luis Nassif

Publicidade

© 2019   Criado por Luis Nassif.   Ativado por

Badges  |  Relatar um incidente  |  Termos de serviço